We use cookies. By browsing our site you agree to our use of cookies. Accept this cookie Find out more
keyboard_arrow_up

Producción

La madera contralaminada (KLH) está formada por capas de madera de pícea encoladas y dispuestas de forma cruzada aplicando una presión de 0,6 N/mm2 para formar elementos de madera maciza de gran tamaño. Debido a la orientación en cruz de las capas longitudinales y transversales, los fenómenos de dilatación y contracción de la madera en el nivel de las placas quedan reducidos a un mínimo irrelevante, mientras que la capacidad de carga estática y la estabilidad de forma mejoran considerablemente. En la producción de placas de madera maciza KLH se emplea madera secada de acuerdo con el Documento de Idoneidad Técnica Europea, con una humedad de la madera del 12% (+/-2%), para evitar el ataque de plagas, hongos o insectos.
Para conseguir nuestros exigentes valores técnicos del material, todas las planchas se someten a una selección interna antes de su uso (aparte del control de calidad general habitual).
Materia prima certificada
Encolado libre de emisiones de formaldehído
Control de calidad externo
Corte en control numérico de última generación

Encolado


Para el encolado se utilizan adhesivos VOC y PUR sin formaldehídos en conformidad con la norma EN 15425. Los adhesivos están comprobados y clasificados como adhesivos de TIPO 1 y están autorizados para la fabricaci-ón de elementos de madera portantes para construcción. La cola se aplica de forma automática y en toda la super-fi- cie en una cantidad de aproximadamente 0,15 kg/m2 por unión.

Los tableros de madera maciza de KLH se producen con una presión de 0,6 N/mm2, que es 6 veces mayor que en la alcanzada en la fabricación con tecnología de vacío, lo que hace que el encolado tenga una calidad y capacidad de carga estática comparativamente más altas.

Véanse más detalles sobre la cola en: arrow_forward www.henkel-adhesives.de

Recorte - CNC


El mecanizado posterior en la planta se realiza con la tecnolog’a CNC más moderna. Los planos de producción y de recorte autorizados por el cliente y/o la empresa constructora son el punto de partida. La precisión del corte se encuentra en el marco de las tolerancias en la construcción de edificios según DIN 18203/3 parte para elementos de paredes, pisos, techos y tejados de materias derivadas de la madera. A petición del cliente también se puede realizar el recorte de las planchas en otro lugar, o bien en las instalaciones del cliente.